La democracia la inventaron los animales

26Mayo

La democracia la inventaron los animales

Ya que hoy son las elecciones, desde Valle Abedules queremos trasladarlo a la naturaleza y comprobar que la democracia se puede ver en el comportamiento animal. Si la democracia es considerada, hoy día por los humanos, la forma menos imperfecta de gobierno, numerosos grupos de animales actúan de acuerdo con esta idea desde hace mucho tiempo.

En un artículo muy interesante del Huffington Post se pone en relevancia el democrático comportamiento animal de especies tan distintas como los búfalos, los chimpancés, las abejas, los cisnes cantores, las cucarachas, las bandadas de aves, los bancos de peces,…

“En 2003 los investigadores Larissa Conradt, hoy en el Instituto Max Planck de Desarrollo Humano (Alemania), y Timothy Roper, de la Universidad de Sussex (Reino Unido), reunieron varios casos en una revisión publicada en la revista Nature: los rebaños de ciervos solo se ponen en movimiento cuando el 62% de los individuos adultos se levanta del suelo, casi una mayoría de dos tercios. Lo mismo sucede con los gorilas, que se mueven si el 65% lo pide con sus llamadas. “

El ejemplo más conocido de investidura se da en los chimpancés, donde el individuo dominante siempre es un macho, pero debe contar con la aprobación de las hembras; si ellas no están satisfechas con su liderazgo, pueden promover una moción de censura y sustituirlo por otro más apto.”

Las manadas de búfalos marchaba precisamente hacia donde antes las hembras habían mirado, con un error de solo tres grados de orientación, y documentó ampliamente esta conducta a la que denominó "comportamiento de voto". Si entre las hembras, las únicas que votaban, surgían dos opiniones distintas, la manada se dividía en sendas facciones para pasar la noche, en una especie de versión del bipartidismo a lo búfalo.

“Según el biólogo evolutivo David Sloan Wilson, uno de los principales proponentes de esta idea, "el grupo que toma una buena decisión tendrá más éxito que el que toma una mala decisión".

"Conradt y Roper atribuyen esta mejor preparación de algunos grupos a la decisión democrática; las opciones despóticas elegidas por un solo individuo pueden ser demasiado extremas y perjudicar al grupo, mientras que la democracia produce decisiones más moderadas que protegen el bien común. Curiosamente, esto recuerda a la política humana.”

https://www.huffingtonpost.es/2015/05/22/democracia-animales_n_7419614.html